Fundamento teórico

En el mundo existe un uso excesivo e inconsciente de los plásticos, generando aproximadamente 200 Kg  por segundo de residuos plásticos, y en lugar de disminuir con el paso del tiempo, se van acumulando, para que desaparezca un plástico tienen que pasar cientos  de años, y en realidad no se degrada en su totalidad, solo se generan partículas más pequeñas de plástico. Esto origina daños al medio ambiente y problemas de salubridad humana.

Los bioplásticos son plásticos biodegradables obtenidos a partir materias primas renovables diferenciándose del plástico corriente justamente en este aspecto, 

La síntesis de bioplásticos es un campo emergente, pero se está extendiendo su uso en varios sectores: en medicina (prótesis, hilos de sutura…), en alimentación (productos de catering, envases de usar y tirar…), juguetes, e incluso en el mundo de la moda (Versace cuenta con una línea de ropa, Ingeo, hecha de maíz) y, por supuesto, bolsas biodegradables.

Estos materiales presentan como ventajas que:

1) Reducen la huella de carbono

2) Suponen un ahorro energético en la producción.

3) No consumen materias primas no renovables.

4)  Reducen los residuos no biodegradables, que contaminan el medio ambiente. 

5) No contienen aditivos perjudiciales para la salud como ftalatos o bisfenol A.

Los polímeros son macromoléculas, que pueden ser de origen sintético o de origen natural, cuya unidad estructural es el monómero. Éste, mediante una reacción de polimerización, se repite un número elevado de veces formando la macromolécula. Estos al hidratarse a una temperatura un poco alta se forma una textura gomosa. La hidrólisis parcial que experimentan las cadenas cuando son hidratadas permite la entrada de otros compuestos, denominados aditivos, que, al establecer nuevas uniones químicas, modifican la estructura del polímero, haciendo que sean más o menos flexible o rígida. (Muñoz, 2014)

El plástico se obtiene por la combinación de un polímero o varios, con aditivos y cargas, con el fin de obtener un material con unas propiedades determinadas. Son compuestos de naturaleza orgánica y en su composición intervienen fundamentalmente el Carbono y el Hidrógeno, además de otros elementos en menor proporción, como Oxígeno, Nitrógeno, Cloro, Azufre, Silicio, Fósforo, etc. Los polímeros no naturales son obtenidos del petróleo por la industria mediante reacciones de síntesis, lo que les hace ser materiales muy resistentes y prácticamente inalterables. El 99% de la totalidad de plásticos se produce a partir de combustibles fósiles.

Según Iles y Martin (2013), los bioplásticos pueden unir productores de materias primas (recursos naturales renovables) y comercializadores, a través del desarrollo de nuevas tecnologías para la producción de prototipos que cumplan con los requerimientos comerciales de durabilidad, rendimiento y costos. «Mater-Bi» es un producto desarrollado por «Novamont» a partir de almidón y celulosa, con el cual se producen y comercializan actualmente plásticos  biodegradables. Estos se elaboran a partir de recursos renovables provenientes de plantas y/o animales, ofrecen una solución conveniente y amigable con el ambiente, considerándose como estrategias para reducir las emisiones de dióxido de carbono y la dependencia de recursos fósiles (Peelman et al., 2013). 

A pesar de los beneficios que ofrecen los materiales plásticos a partir de recursos naturales, se ha demostrado que ninguno de los que actualmente se encuentran en uso comercial o en desarrollo es totalmente sostenible. Además, estos plásticos requieren tierras para su producción, ellos podrían competir con los terrenos necesarios para producir alimentos para el consumo humano.

Por lo tanto, es importante y necesario investigar en este campo de obtención y estudio del plástico para identificar sus potencialidades y limitaciones.